Vergüenza Torera

Imprimir

Como es conocido por las agencias de prensa, Guatemala es un país que, habiendo alcanzado un cierto nivel de democracia participativa, aún así sigue asolado por la delincuencia común, por bandas de narcotraficantes y otras, por la corrupción en todos los niveles, por la inseguridad ciudadana y por una play casino slots online economía precaria.

La protección a los derechos de los ciudadanos, en especial de aquellos más desfavorecidos, pero también de la población general, es prácticamente nula. La sanidad o la educación son bienes difíciles de obtener. La mayoría de la población indígena, que a su vez es la mayoría de la población, vive en un porcentaje altísimo en situaciones de mera supervivencia. No existen expectativas de futuro claras ni esperanza ni lugar para los sueños legítimos.

Es este el contexto en el que no hace mucho el propio Presidente Colom declaró: “el país está casi tomado por el narcotráfico”, que ha extendido su mano a las instituciones, corrompiendo a muchos miembros de las fuerzas de seguridad y a otros estamentos. Aunque se desdijo y matizó sus palabras a los pocos días, la verdad es que matanzas como la del mes de mayo en Petén muestran que, por un momento, se sinceró en su expresión.

En esta situación, Guatemala se enfrenta a nuevas elecciones presidenciales. Para poder postularse como candidata, doña Sandra Torres de Colom inició una serie de movimientos, incluido el hecho de divorciarse de su marido, para así soslayar el mandato constitucional que prohíbe, a los parientes consanguíneos o con un grado de familiaridad con el Presidente saliente, ser candidatos. Dando casi por conseguido su objetivo, comenzó su campaña electoral con ‘campos pagados’ en la radio y la televisión, así como con grandes pasquines en todo el país, incluso antes de que se abriera el periodo electoral de manera oficial.

Hace dos días, el Tribunal constitucional del país negó el derecho a la señora Torres a presentar su candidatura, arguyendo que el hecho de su divorcio no era suficiente para romper sus vínculos de familiaridad con el Presidente saliente. Por supuesto, los abogados de la señora Torres están preparando sus alegaciones en contra del dictamen, ignorando no sólo la  Constitución, sino el clamor popular.

No sabemos cuál pueda ser el resultado de la reclamación, ni como quede la palestra electoral finalmente, -que, dicho sea de paso, no ofrece grandes alternativas si no son más de lo mismo o la ‘mano dura’.

No obstante, en un hermoso país, lleno de posibilidades, con una población trabajadora, que conserva grandes valores y con mucha gente joven esperando un futuro mejor y a pesar de la criminalidad y la impunidad, aún queda algo de ‘vergüenza torera’, aunque finalmente pueda resultar efímera.

Entidades Colaboradoras
Banner
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio.